El régimen cubano intenta detener el desastre apagando “el fuego con gasolina” 

Redacción / Saladeguerra 

El economista Manuel Milanés empresario cubano radicado en Florida dijo en su canal de YouTube que el anuncio de Díaz-Canel este jueves sobre la desactivación de  la Comisión de Implementación de los Lineamientos dirigida por Marino Murillo, es una muestra clara  de cómo mienten y manipulan los dirigentes  de la asamblea nacional “que para colmo, se vieron obligados a reconocerlo”.

El propio Murillo dijo en la reunión, entre otras frases de justificación, que  «a la gente no hay quien le hable de la Tarea Ordenamiento».

Las palabras del funcionario contaron de inmediato con decenas de burlas y comentarios críticos de los foristas en las redes sociales.

“Murillo acaba de descubrir el agua tibia al decir que a menor oferta mayor demanda y a mayor masa monetaria más inflación” comentó Milanés, quien recordó que desde el primer momento del anuncio del reordenamiento “hasta los que no conocen de economía alertaron del desastre”.

Lo primero que se dijo hace un año atrás fue que si iban a aumentar los salarios la gente iba a tener más dinero. Es lógico que al tener más dinero la gente saldría a comprar  “pero  se encontraron con una oferta pobre o nula y eso generó que los productos se encarecieran, agregó el economista.

En ese momento el gobierno aumentó los salarios pero lo que ocurrió fue que subieron los precios por la escasez. La gente tuvo que apelar a los ahorros que se evaporaron muy rápido por eso es lógico que  los cubanos esté molestos y lo expresen por todas partes, señaló.

Otro de los desastres que propició la tarea de “ordenamiento” fue que se disparó el dólar, el  euro está más caro y el peso cubano no vale nada.

Las expresiones de Murillo de que “nos equivocamos» son de un descaro total y lo peor es que intenta justificar todo en un país donde con 1500 pesos cubanos no se consigue nada, dijo.

En medio de la galopante inflación y la escasez total en un entorno marcado por la severa crisis generada a nivel mundial por la pandemia, la población ha tratado de sobrevivir.

Se cerraron empresas, la gente está en la calle y ¿donde está la productividad?,  pregunta el economista.

Señala que  en Cuba “no hay productividad, no hay oferta pero tampoco hay quien produzca y esa es la muestra inequívoca de que en el sector estatal nada funciona».

A criterio de Milanés lo poco que se avanza es por parte de ese mercado informal que muchos llaman mercado negro. “Son los llamados bizneros, los que han demostrado que la economía cubana ha podido sobrevivir, son ellos los que echan para adelante, los que mantienen algún tipo de oferta y abastecimiento en la isla, lo demás es burocratismo, papeles y aire frito”, recalcó.

En la isla lo que la gente come y adquiere es lo que se importan en maletas, lo que se inventa, lo que no se dice, mientras que el mercado estatal no produce absolutamente nada.

Dijo que en ese entorno es  increíble que aun hayan algunos que piensen   que el socialismo funciona.

Y VIENE LO PEOR

Milanés alertó que las medidas que está imponiendo el régimen ahora tampoco ofrecerán solución a la economía y señaló el carácter draconiano de los impuestos.

La realidad allí es otra y tanto Murillo como todos los mentirosos dirigentes deben entender que “el mercado no se ordena desde el buró”.

Los dirigentes roban constantemente y  es bueno de que todos se enteren de  cómo lo hacen.

Un ejemplo directo es el de las tarjetas prepagadas en CADECA para comprar combustible que las venden a (25 CU) pero están reguladas.

“Ahora CADECA se ha convertido en una bodega donde tiene que mostrar tu identificación y están racionadas puesto que solo se puede comprar el límite que te impongan”, detalló.

Si una persona quiere viajar al otro extremo del  país no puede comprar todo el combustible en La Habana, tiene que hacerlo por provincias y según va viajando.

Esa regulación generará que el precio del combustible en el mercado negro se dispare.

Lógicamente se producirá mas inflación pues como hay tanto control la gente vende el petróleo y el combustible por la izquierda a un precio más caro, “entonces el que compra combustible así se ve obligado a elevar el precio de su servicio. Se generará más hambre, más escasez y mas inflación».

A juicio del economista el régimen es responsable absoluto del desastre y en una carrera por mantenerse en el poder intenta “apagar el fuego con gasolina” al implementar nuevas medidas que ahogan más al pueblo.

Un comentario

  1. Se espera un deterioro notable en la transportación por falta de combustible, por encarecimiento de piezas de repuesto para los vehículos, por escasez de esas mismas piezas. Volvemos a la época de viajar en caballos por los bosques pero en esta versión no hay caballos. 🤷

    Me gusta

Responder a lexizada Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s