Redacción / Sala de Guerra (

Opinión: Julio A. Rojas

Cuando la represión política es sancionada y organizada por el estado, se puede llegar a situaciones de terrorismo de Estado, genocidio y crimen contra la humanidad.

La represión política sistemática y violenta es una característica típica de las dictaduras, totalitarismos y regímenes similares. En estas dictaduras, los actos de represión política pueden ser llevada a cabo por la policía, la policía secreta y el ejército.

El 11 de julio del presente año, cuando de manera espontánea todo el pueblo cubano salió a las calles a protestar debido a su descontento por la pésima administración de los dirigentes del régimen, donde estos se justifican con el cansado lema de que el desabastecimiento en la Isla es debido al bloqueo, cual fue la respuesta de la jerarquía del régimen?:  sacar a la calle a todos sus cuerpos represivos militares y sofocar el estallido social al precio que fuera necesario.

A través de los medios, de sus medios de difusión y sus voceros afines, no cesan en criticar los levantamientos y disturbios en países democráticos justificándolos con el descontento popular contra esos gobiernos; ejemplos: Colombia, Brasil, EE.UU. entre otros, han justificado los hechos ¨vandálicos» debido a la escasez y pobrezas generadas por esas administraciones.

Ahora los que sucedieron en la isla sí los critican como hechos «vandálicos» y que todo el peso de la ley debe caer sobre los ¨»infractores». Hay que ser desvergonzado, ya que el detonante es la falta sin límites de todo tipo de recursos en la isla.  

Retornando al caso cubano, era una bomba de tiempo que el cualquier momento tenía que estallar, la población cubana demostró que las mentiras y escusas del régimen ya no dan más.

Los cuerpos represivos demostraron para que están entrenados y cuál es su verdadera mentalidad, ¿qué se les fue la mano? No, para nada, la orden era sofocar el estallido al precio que fuera necesario.

Y sí que supieron hacerlo bien, golpearon salvajemente a víctimas indefensas dentro del pueblo, los más destacados seguro ya han sido galardonados y algún que otro ascenso de grado militar por el gran servicio prestado a la revolución, todos los que levantan las armas contra una población indefensa masacrándola y dejando víctimas, sus almas son negras y son cómplices de crímenes de lesa humanidad.

La actitud de las tropas especiales cubanas en las calles y los demás cuerpos represivos el pasado julio me recuerda a los alemanes reprimiendo a los judíos en los guetos y trasladándolos a los campos de concentración. También recuerdo el caso de las tropas soviéticas bajo el mando de Stalin reprimiendo, asesinando y llevándose a campos de concentración a los ucranianos.

Si hay algo que han dejado bien claro el régimen comunista de la Habana, es que no soltarán el poder así de fácil, vendrán algunos cambios cosméticos para mantener contenta a una parte de la población que puede que no entienda el significado de lo sucedido. Pero como el sistema ha demostrado ser ineficiente la población de la isla será testigo de más escasez y necesidades. 

Ahora bien, se ha convocado al pueblo cubano para marchar pacíficamente en las calles el 15 de noviembre y la respuesta de los gendarmes del régimen será más represión política implicando todos sus factores, brutalidad policial, prisión, exilio, extorsión, depuración, terrorismo, asesinato extrajudicial, tortura, desaparición forzada y otros castigos contra activistas políticos, disidentes y población en general.

El estallido social del 11 de julio, marcó una fecha para la historia cubana, el pueblo demostró que el miedo quedó atrás.

Un recuerdo de mi niñez que les comparto lo explica todo.

Alguien de mi familia me contó que décadas atrás en su etapa de niñez en la escuela donde asistía tenían una maestra que su modo de impartir las clases era aterrorizando a los alumnos, una niña de poco aprendizaje era golpeada por la maestra y los demás alumnos a ver esto se quedaban quietos. Un buen día la niña se cansó y le fue arriba a la maestra, seguidamente tuvo el apoyo de todos sus compañeros.

¿Que provocó este acto en la profesora? …que desde ese día cambió radicalmente su manera de educar y enseñar a los alumnos.