Fin de año muy duro para Cuba en medio de anuncios de escasez global e inminentes apagones

Redacción Saladeguerra / Se avisoran tiempos muy difíciles para la inmensa mayoría de los cubanos en la isla que ya de antemano llevan décadas pasándola muy mal y también será complicado para los exiliados que suelen ayudar a las familias si tenemos en cuenta que por todas partes corren alertas de que debemos prepararnos para un periodo de escasez global.

En muchos mercados de EEUU los estantes ya se muestran vacíos al tiempo que cadenas de suministros están planteando que apenas queda en los almacenes para varias semanas. Navidad y fin de año no van a ser como el otra época en el mundo pero de lo que si estamos seguro es que Cuba llevará la peor parte.

La cadena de suministro empeora, y en Estados Unidos tres cosas se hacen evidentes: una, no parece haber una solución a la vuelta de la esquina; dos, el suministro de alimentos de la nación ahora se está viendo afectado; y tres, la crisis parece haber sido fabricada por el régimen actual para exprimir a los estadounidenses de clase trabajadora, la facción más grande de los que votaron abrumadoramente por Donald Trump en 2020, señala un artículo publicado por NaturalNews.

Algo parecido ocurre en Europa donde incluso algunos gobiernos ya comenzaron a dar instrucciones a sus ciudadanos de como enfrentar un invierno crudo en el que pueden faltar tanto alimentos como energía eléctrica.

Algunos preguntarían que tiene que ver Cuba en todo este entramado y seguro diría que en el país se ha resistido a duras penas desde hace décadas.

Analicemos que resistir a duras penas en Cuba tiene que ver con los que desde el mercado negro, informal o subterráneo reciben ayudas de sus familiares en el exterior para poder comercializar sus productos a una población que sobrevive de puro milagro. También de aquellos que salen a otros países a comprar y luego regresan a la isla a revender.

Pero hace más de un año que todo eso se detuvo por los imperativos mundiales de la pandemia. Las arcas vacías ya no dan más y el hambre y las carencias calan hondo.

Cuando se acerca el fin del 2021 el régimen intenta justificar las pésimas políticas, económicas y sociales del último año que sumieron más al país en la peor de todas las pobrezas.

En este momento la ciudadanía se prepara a como de lugar para salir a las calles el 15 de noviembre, la escalada represiva del régimen contra la sociedad civil independiente se intensifica puesto que quieren evitar las manifestaciones.

Todo ocurre al tiempo que el gobierno anuncia que se «abre» al turismo.

Pero también en noviembre Estados Unidos y otras naciones ponen en vigor reglamentos de entrada a sus territorios en el que los vacunados deben mostrar un pasaporte que especifica el tipo de vacuna que recibió.

Y es ahí donde Cuba enfrenta otro serio problema puesto que sus tres «inventos» Abdala, Soberana y Mambisa no han sido aprobadas por la OMS. Tanto en Europa como en EEUU exigen determinadas vacunas para permitir la entrada y en ese listado no están las cubanas.

Será muy difícil para los que tenían previsto «salir», «buscar» , regresar y «vender».

Las puertas se irán cerrando más, el cerco se achica alrededor de la familia cubana a la que le van quedando pocas opciones, Ya el viejo lema de resistir es incomprensible para millones de personas acorraladas con hambre y sin esperanzas.

La dictadura lo sabe, y se niega a ceder. Los apagones por falta de combustible estan a la vuelta del camino y los almacenes seguirán vacíos.

Un compás de espera muy tenso.

Un comentario

Responder a lexizada Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s