El Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución en solidaridad con el pueblo cubano que salió a las calles de todo el país el 11 de julio pasado y que planea volverlo a hace para expresar su deseo de vivir en un país libre. Al mismo tiempo reportes desde la isla indican que varios detenidos durante las protestas de julio pasado fueron enjuiciados mientras otros esperan por igual proceso en los siguientes días.

-«Me atacaron tres delincuentes al servicio de la seguridad del estado. Según dijeron, es solo un adelanto de lo que pudiera sucederme #15NCuba si salgo» dijo en un video publicado en su página de Faceboork el periodista independiente Vladimir Turró.

Todos hemos visto en repetidas ocasiones que a la dictadura poco le importa las declaraciones condenas o denuncias que se formulen en su contra. Baste recordar que el pasado mes de octubre Estados Unidos amenazó con sanciones si Cuba procesaba a los promotores de la marcha cívica y advirtió que respondería, posiblemente con sanciones, si se «violabann los derechos fundamentales» del pueblo cubano o se procesaba a los promotores de la marcha cívica opositora convocada para el 15 de noviembre en Cuba.

La joven Dama de Blanco Sissi Abascal, de 23 años de edad, fue juzgada el miércoles en el Tribunal de Jovellanos, Matanzas, y quedó concluso para sentencia con petición fiscal de 6 años de privación de libertad. Fue acusada de supuestos delitos cometidos durante las manifestaciones del 11J.

También en varios municipios del país se ha reportado que otros cubanos han sido citados y amenazados para que no participen en la convocatoria del proximo 15 de noviembre.

Como marca el protocolo que siempre se sigue en el congreso de los Estados Unidos el informe destaca que la resolución 760, del congreso contó con la aprobación de 382 legisladores y tuvo 40 votos en contra. Fue impulsada por la legisladora demócrata Debbie Wasserman-Schultz y recibió el apoyo del republicano Mario Díaz-Balart, ambos representantes por el estado de la Florida.

De igual manera la resolución condenó la violenta represión contra manifestantes pacíficos y periodistas. Pide a Cuba que ponga fin a todos los esfuerzos para bloquear el acceso del pueblo cubano a Internet y a los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, el Ministerio del Interior de Cuba y la Policía Nacional Revolucionaria de Cuba que no arresten ni detengan a manifestantes pacíficos.

Además instó a la administración Biden a trabajar con activistas cubanos, grupos de la sociedad civil, empresas privadas de los Estados Unidos y la comunidad internacional para ampliar el acceso a Internet que apoye el derecho del pueblo cubano a manifestarse pacíficamente, a que continúe respaldando las aspiraciones del pueblo cubano de libertad así como que evalúe si Estados Unidos puede desarrollar métodos para permitir que las remesas, y otras formas de apoyo que beneficien directamente al pueblo cubano.