Redacción / Sala de Guerra

«No lo conozco ni tengo nada personal en contra de Yunior García pero desde el punto de vista político hay que tener en cuenta que no obró como debe ser.

«Todavía hay presos, desaparecidos y él (se refiere a Yunio García la figura más conocida de Archipiélago) fue quien convocó; la forma de actuar en su caso es como la del capitán Araña y eso es perjudicial» para la causa de la libertad de Cuba», advirtió.

Luego de ser liberado el miércoles el opositor Guillermo Coco Fariñas habló con el activista y empresario cubano Manuel Milanés sobre los recientes acontecimintos en la isla durante la última semana y la decisión de Yunior García, coordinador de la plataforma Archipiélago de abandonar Cuba.

También habló sobre los días en que estuvo secuestrado en una sala del hospital Arnaldo Milián de Santa Clara y de la forma en que conoció de la salida hacia España de García. De igual manera hizo alusión a otros integrantes de Archipiélago que quedaron en la isla y aún permanecen presos o desaparecidos.

Antes de permitirle salir del hospital fueron a decirme que Yunior estaba en España, relató. «En el plano personal yo respeto su decisión pero hay algo que se llama responsabilidad y cuando se hace una convocatoria de la magnitud que él hizo tú tienes que asumirla».

«No lo conozco ni tengo nada personal en su contra pero desde el punto de vista político hay que tener en cuenta que no se obró como debe ser. Todavía hay presos, desaparecidos y él (Archipielao) fue quien convocó y esa es una forma de actuar como el capitán Araña y es perjudicial», agregó.

Consultado por Milanés sobre si en su vida de lucha en la isla ha recibido presiones y propuestas de que salga del país. De lo que ocurrido contra su familia, Fariñas recordó las acciones contra su hermana, sus padres, su sobrina, las expulsiones de sus trabajos, el acoso y las amenazas contra algunos de ellos «y nunca se dejaron doblegar, ni aceptaron pactos, ni presiones».

Con relación a las acciones intimidatorias que ha sufrido en el plano personal se refirió a las que han ido en la dirección de que abandone el país y a las propuestas de una vida mejor pero propiciada por el régimen en otro territorio fuera de Cuba y nunca aceptó porque su misión es en su patria, «eso forma parte de la batalla y uno tiene que asumirlo».

Recalcó que recientemente se publicó en saladedeguerracuba.com varios «consejos« a los que deciden hacer oposición «para que la gente sepan lo que van a enfrentar, cómo operan contra ellos y la forma en que deben asumirlo si desean mantenerse firmes».

Con relación a su vida cotidiana relató que vive constantemente vigilado (cámaras en su cuadra) para observar a todo el que entra y sale, a los que lo visitan, los que hablan con él. Siempre está chequeado y seguido para donde quiera que se desplace. «Eso forma parte de la vida de los opositores y también hay que prepararse».

Dijo que la gente debe saber a qué se enfrenta y por eso es importante escuchar a los que tienen la experiencia de la lucha en las diferentes etapas en que han actuado contra la dictadura. Agregó que es importante escuchar a los presos políticos y a los que enfrentaron el comunismo tanto dentro del país como en otras latitudes para entender la forma en que debe operarse, según cada circunstancia.

Fariñas recordó que lo ocurrido este día 15 no es la primera vez que se da en la isla, con la diferencia de que antes se hacía sin las coberturas mediáticas. Puso como ejemplo a las jornadas que se vivieron en la isla durante los arrestos de la Primavera Negra, y señalando a la primera decada de la llegada al poder de Castro, recordó los sucesos durante la Crisis de octubre, Playa Girón y otros eventos en los que el país ha sido militarizado y se desató la represión contra la sociedad civil.