Redacción Sala de Guerra.

Un breve recorrido por algunas zonas de Cuba ayudan a entender la falacia del regimen comunista que en las últimas semanas ha estado invitando al país a empresarios para hacer negocios y ha pretendido dar la imagen de que en la isla el regimen esta haciendo aperturas para el comercio nacional.

La evidencia más cercana de los pésimos manejos de la economía la percibe cualquier visitante en la capital del país y en específico si conoce la historia de los artesanos en 1ra y 70 en el municipio Playa que se anunció en 2019.

Fueron 25 artesanos elegidos por los funcionarios encargados por el PCC y el Gobienro participar en el «proyecto de desarrollo local», explicó el empresario cubano Manuel Milanés en su canal.

En el proyecto inicial parecía que se iba a crear (como en otros países) una zona en un área turística donde se abren quioscos y los extranjeros van, camiman, disfrutan de la playa, se toman unos traguitos pero el final fue muy diferente.

Rememorando la etapa Milanés precisó que durante el anuncio del proyecto a los elegidos por el régimen se les habló de las grandes pretensiones que los funcionarios tenían y en la que iban a jugar un papel fundamental pero desde luego poniendo su dinero.

maquetas de

Ellos firmaron contrato con gobierno municipal por 10 años para estar ahí en un espacio de 4 metros cuadrado por 10 años a cada artesano que puso «su billete 2 533 CUC para poder estar ahí».

El dinero no se lo prestó ningún banco cubano, lo que indica que los artesanos se vieron precisados a hacer todo tipo de sacrificios.

Les dijeron que los dos primeros años no tenían que pagar impuestos.

Algunos pidieron dinero a los familiares para abrir el negocio “un contrato con el gobierno que ellos creyeron les iba a ir bien”, recalcó Milanés.

 Inauguraron aquello donde fue hasta el primer secretario del PCC de La Habana entonces ante aquel «exitazo» permitieron a 10 artesanos más en aquel lugar”.

 Adoquín había prometido hacer quioscos plásticos desmontables y al final lo que les entregaron no eran desmontables, ni de madera y la estética que mostraban ni hablar.

En febrero 2020 permitieron entonces 10 quioscos más y esos lo hicieron los propios artesanos que no se dejaron engañar y ellos mismos los hicieron desmontable de madera y quedaron mejor

Detalló que esos diez comenzaron a coger tremendo voltaje pero vino la pandemia y en Marzo 2020 mandaron a cerrarlos hasta septiembre en que les comunicaron que ese espacio se iba a remodelar y necesitaban mover  los 35 kioscos.

Ahora los artesanos hacen todo tipo de gestiones porque necesitan explicación sobre el contrato que le habían hecho y el dinero que pusieron, sin embargo en ningún lugar encuentran respuestas.

La estafa a la que fueron sometidos es la misma que el gobierno delincuente ha venido haciendo por décadas a los cubanos.

Ahora el gobierno quiere aperturas e invita a los extranjeros a invertir en la isla ¿y de verdad aún hay personas creyendo en la convocatoria que ha hecho el gobierno de que los exiliados pueden invertir en la isla? se pregunta el activista.

Milanés insisteió a sus seguidores que todo el que hable de aperturas e inversiones en Cuba puede ver su video donde ofrece informaciones que la propia prensa cubana ha publicado.

Todo el que está buscando forma de obtener dinero para hacer negocio en Cuba analícelo bien, alertó el activistas quien recordó que en el pasado campesinos, gastronómicos y comerciantes han sido víctimas de engaños y estafas similares por parte de un régimen delincuente.