Redacción Sala de Guerra.

El informe del Departamento de Estado de los EUA que sitúa a Cuba  Estado Patrocinador del Terrorismo precisa que esa designación ocurre por la larga trayectoria del país al proporcionar asesoramiento, refugio, comunicaciones, capacitación y apoyo financiero a grupos guerrilleros y terroristas individuales.

Antes de dejar la Casa Blanca el presidente Donald Trump en enero de 2021 designó a Cuba -junto a Irán, Corea del Norte y Siria- como nación patrocinadora del terrorismo, una clasificación que está actualmente bajo revisón sin embargo este informe concerniente a 2020 omitió la permanencia de la isla en ese renglón.

El informe estableció que Cuba fue designada como Estado Patrocinador del Terrorismo en 1982 y esa designación fue rescindida en 2015 después de que una revisión de la política determinara que la isla cumplía con los requisitos legales para la rescisión.

El informe del 2020 emitido ahora señala que entre las razones para la designación de estado patrocinador del terrorismo se destacan los vínculos estrechos y de colaboración de Cuba con países como Irán y Corea del Norte designados por Estados Unidos como patrocinadores del terrorismo y  aloja a líderes del Ejército de Liberación Nacional.

También destaca que a pesar de las reiteradas peticiones de Colombia para su extraditar a esos líderes el régimen cubano continuó permitiendo que los negociadores del ELN asociados con conversaciones de paz ahora extintas residieran en Cuba.

El informe recuerda que en 2020 no hubo incidentes terroristas dentro del país, no obstante precisa que hubo incumplimientos por parte del gobierno en la legislación, aplicación de la ley y seguridad fronteriza.

Precisa en ese sentido que en lo relativo a los protocolos de negociación de paz, Cuba rechazó la solicitud de Colombia de extraditar a 10 líderes del ELN que viven en La Habana después de que ese grupo se atribuyó la responsabilidad del atentado con bomba en una academia de policía de Bogotá en 2019 que mató a 22 personas e hirió a otras 87. 

El gobierno cubano no respondió formalmente a las solicitudes de extradición de 2019 de los líderes del ELN Víctor Orlando Cubides (alias “Pablo Tejada”) e Israel Ramírez Pineda (alias “Pablo Beltrán”) presentadas por Colombia, precisa el documento.

Otro de los elementos que se expone en el informe con relación a incumplimientos por parte del gobierno en la legislación, aplicación de la ley y seguridad fronteriza incluyen los siguientes hechos.

-Cuba alberga a varios fugitivos estadounidenses de la justicia buscados por cargos relacionados con violencia política, muchos de los cuales han residido en Cuba durante décadas. 

-Como ejemplo señala que  el régimen cubano se negó a devolver a:

Joanne Chesimard, también conocida como Assata Shakur, una fugitiva en la Lista de terroristas más buscados del FBI, que fue condenada por ejecutar al policía estatal de Nueva Jersey Werner Foerster. 

William “Guillermo” Morales, un fabricante de bombas fugitivo de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, quien es buscado por el FBI y escapó de la detención luego de ser declarado culpable de cargos relacionados con el terrorismo interno. 

Ishmael LaBeet, también conocido como Ishmael Muslim Ali, quien recibió ocho cadenas perpetuas después de ser condenado por matar a ocho personas en las Islas Vírgenes de Estados Unidos en 1972 y secuestrar un avión para huir a Cuba en 1984

Charles Lee Hill, quien ha sido acusado de matar al policía estatal de Nuevo México, Robert Rosenbloom, en 1971.

Ambrose Henry Montfort, quien utilizó una amenaza de bomba para secuestrar un avión de pasajeros y volar a Cuba en 1983.

Víctor Manuel Gerena, un militante puertorriqueño que robó $ 7 millones en un atraco a un banco. 

También se cree que Cuba alberga o ha acogido a los terroristas fugitivos estadounidenses Catherine Marie Kerkow y Elizabeth Anna Duke.

Otras razones concernientes al estado cubano con relación al finaciamiento del terrorismo recuerdan que:

Cuba es miembro del GAFILAT, un organismo regional al estilo del GAFI. Su UIF, la Dirección General de Investigación de Transacciones Financieras, es miembro del Grupo Egmont, aunque precisa que en ese aspecto no hubo actualizaciones significativas en 2020.

El informe también destaca que Cuba no realizó esfuerzos de CVE en 2020 en lo referente a contrarrestar el extremismo violento.

También recuerdan que en lo referente a la cooperación internacional y regional  Cuba no es miembro activo de la OEA.

IISaladeGuerraCuba precisa a continuación algunos datos que ayudan a entender mejor la implicación de Cuba con relación al terrorismo y el financiamiento de los Estados. Aunque se mencionan los nombres de estos organismos en el informe y se destaca que la isla forma parte de ellos, en sentido general muchas personas no conocen detalles acerca de la labor de los grupos GAFI y GAFAL.

Es importante comprender en ese sentido hasta donde el régimen comunista de la isla ha logrado avanzar impunemente delante de un país como EEUU que se comporta de manera muy blanda ante el avance y la relación de Cuba en distintas regiones y en especial con Venezuela.

Debemos recordar que Venezuela es otro de los países que no coopera en la lucha antiterrorista de Estados Unidos y acoge a organizaciones y líderes terroristas en su territorio y que el Departamento de Estado consideró en este informe que el régimen de Nicolás Maduro permite y tolera el uso de su territorio por organizaciones terroristas. 

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) es el organismo de control global del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. El organismo intergubernamental establece estándares internacionales que tienen como objetivo prevenir estas actividades ilegales y el daño que causan a la sociedad. 

Como organismo de formulación de políticas, el GAFI trabaja para generar la voluntad política necesaria para llevar a cabo reformas legislativas y regulatorias nacionales en estas áreas. Actualmente tiene más de 200 países y jurisdicciones comprometidos a implementarlos.

El Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT) es una organización intergubernamental de base regional que agrupa a 17 países de América del Sur, Centroamérica y América del Norte.  

El GAFILAT fue creado para prevenir y combatir el lavado de activos, financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, a través del compromiso de mejora continua de las políticas nacionales contra estos flagelos y la profundización en los distintos mecanismos de cooperación entre los países miembros.

Está conformado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Grupo Edmont:  El Grupo Egmont de Unidades de Inteligencia Financiera se creó para brindar a las UIF de todo el mundo un foro para intercambiar información de manera confidencial para combatir el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otros delitos determinantes. 

CVE: La misión del Programa CVE es identificar, definir y catalogar las vulnerabilidades de ciberseguridad divulgadas públicamente.

Los informes nacionales de EEUU sobre terrorismo 2020 pueden encontrarlos aquí:  https://www.state.gov/reports/ country-reports-on-terrorismo- 2020 /