Redacción Sala de Guerra

Un informe en las redes sociales precisa que cinco residentes en Caibarién que habían sido detenidos durante las protestas del 11 de Julio fueron condenados por «delitos comunes» a pesar de no haber cometido ningun delito de ese tipo, según el código penal cubano que nunca se aplica con justicia cuando de librepensadores se trata.

En su página de Facebook el periodista independiente Guillermo del Sol escribió:

Hoy se hizo público la sentencia contra los 5 residentes del poblado de Caibarién VC escogidos para recibir la furia despiadada del régimen. Tengan en cuenta cuando lean las sentencias que en el mencionado poblado no se viró un bote de basura durante las protestas, como en el resto del país la violencia fue patrocinada por los sicarios de la dictadura.

Isel Fumero 2 años y 6 meses.

Magdiel Rodríguez 4 años y 6 meses.

José Rodríguez 3 años y 6 meses.

Carlos Michaél Morales 2 años y 10 meses.

Javier Delgado Torna 3 años y 6 meses.

Según la información recibida el tribunal desestimó las declaraciones de los acusados y testigos de la defensa, el veredicto se basó solamente en las declaraciones de los testigos de la fiscalía en su mayoría miembros del MININT.

Este como el resto de los juicios celebrados hasta la fecha de oriente a occidente referente a las protestas populares del pasado 11, 12 y 13 de julio, se han caracterizado por ser procesos amañados carentes de garantías y derechos para los acusados que en su mayoría de antemano ya habían recibido brutales golpizas, torturas y hasta abusos que atentan contra la moral del detenido.

Creo a estas alturas nadie cuestione la falta de un estado de derechos, los cubanos subsistimos como zombis.

En cuanto al papel de la defensa era de esperar, de antemano se había denunciado con anterioridad la inamovilidad de los abogados contratados. En algunos casos no llegaron aún a conocer el defendido antes del juicio, además de los que renunciaron justificándose en enfermedades y otras cuestiones personales.

Desde el comienzo de este régimen hasta la fecha los mecanismos de justicia han venido a ser la letrina del régimen con el papel titiritero con que actúan en favor de un puñado de facinerosos.

Mañana toca el turno de nuestro hermano en Cristo y Pastor Lorenzo oramos porque Dios se manifieste pero no esperamos benevolencia de los sicarios, es mejor morir de pie que vivir de rodillas.Viva Cristo Rey.