Redacción Sala de Guerra

Un día después de que el designado presidente cubano Miguel Díaz-Canel divulgara la disposición de que la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) emplee armas en «la defensa de la Patria» el Gobierno de Estados Unidos anuncia nuevas restricciones.

En un comunicado el secretario de Estado, Antony Blinken anunció este jueves que: “Debido a las duras e injustas sentencias impuestas a manifestantes pacíficos, el Departamento de Estado tomó hoy medidas para imponer restricciones de visa a ocho funcionarios cubanos implicados en los intentos de silenciar las voces del pueblo cubano”.

En el anuncio por parte del designado de Cuba dico: «Hoy, sin abandonar las demás tareas, sin abandonar absolutamente una sola tarea revolucionaria, incluida la defensa de la Patria con las armas en la mano si llegara el momento, está la tarea fundamental, de enorme trascendencia económica y política, de combatir y de vencer al delito».

La PNR es parte del Ministerio del Interior y tiene la misión de preservar el orden público, la seguridad colectiva y la tranquilidad ciudadana.

El Departamento de Estado implementó estas acciones específicas de conformidad con la Proclamación Presidencial 5377, que suspende la entrada de no inmigrantes a los Estados Unidos de funcionarios y empleados del gobierno cubano.

Blinken precisó que la sanción contra ocho individuos incluye a funcionarios cubanos relacionados con la detención, sentencia y encarcelamiento de manifestantes pacíficos en pasado mes de julio y recordó que aproximadamente 600 manifestantes siguen encarcelados después de las protestas.

En las declaraciones del departamento de estado no se precisan los nombres de los funcionarios.