Redacción Sala de Guerra

La Embajada de Estados Unidos en Cuba criticó las largas condenas impuestas a los jóvenes que solo salieron a las calles a protestar junto con miles de cubanos que se lanzaran a las calles pidiendo libertad y recalcó que del grupo 5 menores de edad de Holguín se enfrentan a hasta 18 años de prisión.

El régimen ha condiderado un delito «protestar y pedir libertad», recordó la entidad.

Familiares y activistas han denunciado violaciones jurídicas, manipulación y el uso de testigos con falsos testimonios por parte de la fiscalía, violaciones al debido proceso y juicios a puerta cerrada. También han denunciado el uso de testimonios de oficiales de la seguridad del estado y la policía para incriminar a las personas, que las escenas de violencia policial son eliminadas de los videos que sirven como pruebas y que los jueces favorecen abiertamente a los acusadores.

Tan solo la semana pasada fueron juzgadas 66 personas en Cuba, de las cuales 14 son adolescentes, por su participación en las protestas del 11 de julio. Los procesos quedaron vistos para sentencia.

Grupos de derechos humanos han denunciado que 39 cubanos con edades inferiores a 21 años se encuentran bajo medida cautelar arbitraria y extrema de prisión provisional, a la espera de ratificación de condenas de hasta 23 años de privación de libertad.