Redacción Sala de Guerra.

A casi tres años del secuestro de dos galenos cubanos en Kenia una noticia que implica a Haití y el rapto de una mujer también, médico y cubana, pone sobre el tablero la irresponsabilidad del régimen de la isla con los profesionales que por décadas han usado para obtener dinero y beneficios a cambio.

La noticia del rapto de la mujer trasciende en el momento que el medio Haiti Libre destacara este miércoles que «tras el aumento de la inseguridad, incluido el secuestro el jueves 13 de enero de la doctora cubana Taimara Heles Jeres Alavedra en Martissant (entrada sur de Puerto Príncipe) por hombres armados, el Gobierno cubano, deseoso de no exponer la vida de sus ciudadanos, ha decidido reducir temporalmente su equipo médico en Haití de forma voluntaria».

En el caso de la doctora cubana la Embajada de Cuba en Haití dijo en Twitter que Pérez Alabedra «viajó a Puerto Príncipe por asuntos particulares».

Al mismo tiempo la parte cubana aseguró que se ha mantenido en comunicación con la familia de la doctora «con el objetivo de brindar el apoyo necesario y contribuir, en lo posible, a su liberación».

En abril de 2019 fueron secuestrados el cirujano Landy Rodríguez Hernández y el especialista en medicina general Assel Herrera Correa, ambos enviados por el régimen a trabajar a Mandera, Kenia, una localidad fronteriza con Somalia, asediada por terroristas del grupo yihadista somalí Al Shabab.

El cirujano Landy Rodríguez Hernández y el especialista en medicina general Assel Herrera Correa fueron secuestrados en la ciudad keniana de Mandera (noreste), en la frontera con Somalia y blanco de ataques yihadistas en el pasado.

Los dos galenos se desplazaban, como era habitual, en un convoy al hospital de Mandera protegidos por escoltas armados, cuando fueron interceptados tras un tiroteo en el que murió uno de los policías responsables de su seguridad.

En abril del pasado año se conoció que los secuestradores llegaron a exigir una recompensa de 1,5 millones de dólares como condición para su liberación, informó entonces la prensa keniana, sin embargo diez meses después siguen faltando informes de los secuestrados.

La falta de información acerca de la vida de los cubanos y la pobre gestión por parte del régimen imperante en Cuba para conocer de los secuestrados y lo que exigen los plagiadores contrasta con las últimas noticias.

Y es que en Octubre pasado un total de 79 médicos cubanos fueron desplegados en varias poblaciones de Kenia., según publicó el medio local Kahawa Tungu,

También en Octubre pasado el gobierno de la isla reconoció que la exportación de servicios médicos y otros relacionados con la salud fue el renglón que más dinero le generó en 2020.