Autor: Guillermo “Coco” Fariñas Hernández.

Santa Clara, Cuba, 31 de enero del 2022; (Cartero Antitotalitario).

«Félix Navarro nunca aceptará un Cambio-Fraude«

A no pocos observadores de la realidad opositora cubana actual les sorprendió, que el pedagogo Félix Navarro Rodríguez, Presidente del Partido por la Democracia “Pedro Luis Boitel” (PD-PLB) fuese encarcelado por tercera ocasión y le soliciten una pena de 15 años. Debido a su precaria situación de salud por su padecimiento de Diabetes, pues aparentemente el llevado tras las rejas, no es una figura tan mediatizada como otras u otros líderes del Anticastrismo al interior de Cuba.

Navarro Rodríguez ya posee 3 honoríficas estancias en las ergástulas de la Junta Militar NeoRaulista, la primera de ellas, cuando durante los años 90 del pasado Siglo XX, resultó detectado pintando unos carteles muy explícitos contra El Castrismo en su natal municipio de Perico, ya que en ellos se podía leer una frase muy elocuente: “Abajo Fidel”. Por ello El Maestro, como le dicen algunos, pasó unos 3 años condenado por el delito de Propaganda Enemiga Gráfica en la prisión de Agüica, municipio Colón, provincia Matanzas.

Allí en la cárcel de Agüica, conoció al que después se convertiría en su mano derecha, además de su amigo y compañero de luchas, a Iván Hernández Carrillo, también encarcelado por pintar las paredes con lemas anticomunistas. Cuando ambos salieron de la prisión de marras, ya tenían entre sus planes, conformar un movimiento anticastrista, que al concretarse se le bautizó como Movimiento Democrático “Pedro Luis Boitel”, en homenaje a un preso político matancero muerto en huelga de hambre y sed, en 1973.

Ese incipiente Movimiento Democrático “Pedro Luis Boitel” comenzó a crecer en cantidad de militantes en la región occidental y central de la Isla, pero sobre todo aumentó en cuanto a la calidad de sus miembros. Por eso, lo que más le preocupó a los integrantes del Grupo Multidisciplinario del Departamento # 21 o de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga de la Dirección de Contrainteligencia del Ministerio del Interior (DCI-MININT), fue el detalle de la calidad humana y el prestigio de su militancia.

A la vez, el propio Félix comenzó a crecer dentro del conjunto de dirigentes anticastristas o personalidades democráticas al interior del Archipiélago, pues a partir del año 1999, él estuvo dentro de los fundadores y en en Comité Ejecutivo de la coalición política “Todos Unidos”, que fue la entidad que le dio un apoyo total a la recogida de las firmas ciudadanas para el conocido “Proyecto Varela” del Movimiento Cristiano Liberación (MCL). De manera individual Navarro y sus militantes aportaron muchas rúbricas al “Proyecto Varela”.

Igualmente Félix Navarro se convirtió en uno de los supervisores de las firmas plasmadas en las miles de boletas del “Proyecto Varela”, cuando resultó designado por el hoy difunto Oswaldo Payá Sardiñas, para que se corroborara la autenticidad de cada uno de los firmantes y así descartar los posibles fraudes, que la propia Seguridad del Estado implementó, que era la manera de intentar desprestigiar ante la opinión pública nacional e internacional aquella creativa iniciativa ciudadana, que estuvo basamentada en la propia Constitución Socialista de 1976.

Todo el enorme involucramiento de Félix Navarro como sujeto político y que con él arrastró a toda su organización contestataria, el Movimiento Democrático “Pedro Luis Boitel”, fue el principal causante para su segunda estancia en una penitenciaria castrista. Pues tuvo alto honor de ser arrestado, procesado y condenado a 25 años de privación de libertad, en la ola represiva conocida mediáticamente como “La Primavera Negra de Cuba” y permaneció entre los llevados a juicio por la Ley # 88, popularmente denominada “Ley Mordaza”.

Durante su estancia en prisiones de la región oriental de la Isla, que ya constituía una condena adicional a sus familiares más cercanos, como su esposa Sonia Álvarez y su hija Sayli Navarro, la Policía Política de la Dictadura Castrista implementó una feroz campaña de desprestigio contra Félix, que incluyó, afirmar que hasta estaba dando clases y que se había reeducado. EL traidor, el entonces Vicepresidente de la organización opositora, quien pactó con la Seguridad del Estado hasta “les confirmó” a otros disidentes, de la supuesta cooperación y reeducación de su propio Presidente Félix Navarro.

Pero las mentiras tienen patas cortas.

El referido Navarro Rodríguez, al momento de la muy mediática huelga de hambre y sed de éste redactor por la liberación de los Presos Políticos cubanos más enfermos, en el año 2010, estuvo entre los 12 puestos bajo la medida cautelar de Licencia Extrapenal, que se negaron y resistieron a las coacciones para abandonasen el país. Unas presiones que venían, tanto de los altos cargos de la Dirección de Contrainteligencia del MININT como del mismo Cardenal de la Iglesia Católica y Apostólica Romana, el ya fallecido Jaime Ortega y Alamino.

Tras su salida de las cárceles castristas, el compatriota Félix Navarro Rodríguez con su impoluta visión siempre unitaria de enfrentar al anticomunismo nacional, participó en casi todos los proyectos para lograr juntar a la oposición interna y al exilio externo. Mucho más que eso, ese Hijo Ilustre de Perico se constituyó en un real baluarte para en la praxis lograr unificar bajo una sola sombrilla, a todos aquellos que enfrentan al Comunismo Tropical, que desgraciadamente desgobierna en la Isla, desde hace unos 63 fatídicos años.

Sin embargo para los que saben reconocer a fondo al hermano de mil batallas prodemocráticas Félix Navarro, no les resultó ninguna sorpresa, que la Junta Militar NeoRaulista aprovechase la coyuntura, para sacar de las calles al primer galardonado con el Premio “Konrad Adenauer”, debido a que Navarro siempre está pujando por alcanzar la Unidad Anticastrista Necesaria, una cuestión que es el objetivo adverso principal de la Seguridad del Estado, de que los anticastristas no se junten y no se coordinen en la lucha antidictatorial.

Con el casi seguro encarcelamiento de su hija Sayli Navarro Álvarez, a quien la Dictadura Castrista le solicita otra condena de 11 años de privación de libertad, por solamente acudir a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria de Perico, a preguntar por los arrestados durante el Estallido Social Anticomunista, Masivo y Popular del 11 de julio del pasado año 2021.

Algo que nos da la medida, que los represores están intentando empujar a toda la Familia Navarro-Álvarez al exilio y sacar de juego a un respetado líder pro unidad.

Ya casi no es un secreto para nadie, que la Junta Militar NeoRaulista está apostando a sacar del Juego Democrático Interno a los opositores políticos auténticos, y que por lo tanto, ya que éstos incómodos adversarios aspiran a lograr una transición democrática real y no una ficticia. Por lo que, queda claro que líderes anticomunistas como es el caso de Félix Navarro, están de más en los fraudulentos planes planificados por la Dirección de Contrainteligencia del MININT, y eso hace, que estén empujando con fuerza los represivos a sus obstáculos por convicción.

Muy cierto es, que un hombre como Félix Navarro Rodríguez se desvive por alcanzar la Unidad Necesaria entre las distintas acciones y pensamientos anticastristas, que conforman el variado universo pro-democrático de toda la Nación Cubana en sistemática lucha por lograr la Democracia Representativa para la Patria.

Pero aquellos cuyo oficio es reprimir a los cubanos y cubanas que perdieron el terror comunista incoado por más de 6 décadas, también conocen bien, que Félix nunca aceptará un Cambio-Fraude, y por eso, junto a su familia pretenden destinarlo al exilio.