Autor: Yanetsis Cartas

El boycott contra el Festival San Remo Music Awards en Cuba ha sido noticia las últimas semanas. Los cubanos dentro y fuera de la Isla mostramos en las redes sociales nuestro desacuerdo con que el régimen de Cuba organizara tal evento cuando se celebran aún hoy, juicios injustos contra los manifestantes del 11 de Julio.

El resultado de las acciones no se hizo esperar: artistas internacionales y nacionales reconocidos se bajaron del SRMA Cuba, mostrando su apoyo a un pueblo que sufre oprimido bajo la dictadura.

A pesar de la repercusión negativa en los medios los organizadores del Festival, aunque con algunas modificaciones, insisten en su realización bajo el slogan de “afianzar el intercambio cultural entre Cuba e Italia”.

Los hechos apuntan a que SRMA Cuba es solo una cortina de humo para proteger intereses económicos y planes de negocios que desde ya se están llevando a cabo en el país.

Una imagen de Galiano antes de la llegada al poder de la tiranía

El 8 de febrero la página de Facebook San Remo Music Awards Cuba anunciaba que la Avenida Italia, conocida como Galiano acogerá una amplia fiesta popular durante el Festival.

La fórmula de entretener al pueblo con pan y circo enajenándolo de su dura realidad, vuelve a repetirse.

En 2019 la Agencia para el Intercambio Cultural y Económico con Cuba (AICEC) organizó también en esta calle el Proyecto Avenida Italia por el 500 Aniversario de la Ciudad de la Habana.

Todos recuerdan la exposición de luces “Il planetario” préstamo de la ciudad de Turín (Italia) formando constelaciones.

Los motivos entonces fueron más o menos los mismos: estrechar lazos de solidaridad entre ambos países. Entonces Michele Curto presidente de la AICEC, propició negociaciones con empresas italianas como Lavazza, Alce Nero y Gruppo Boero, patrocinadores de este Proyecto quienes también lanzaron productos de edición limitada por el 500 aniversario de la Ciudad.

La popular calle Galiano no solo cambió su nombre por el de Avenida Italia, sino que se convirtió en sí misma en una Estrategia: la primera zona urbana de desarrollo especial en Cuba.

El Gobierno de la provincia de La Habana elabora este plan “piloto” desde 2019 en conjunto con la AICEC. Se trata de la restauración de los edificios pero aún más importante es el objetivo de “regenerar el tejido social fomentando el desarrollo económico de la ciudad”.

La Estrategia Avenida Italia pretende exactamente crear un «microdistrito» o área especial exclusiva para las empresas italianas interesadas en invertir en el país. La inyección financiera perfecta, necesaria para el régimen en un momento de crisis económica e inflación sin precedentes.

http://www.cubacampania.com/lavana-come-rigenerare-una-citta-strategia-avenida-it alia-un-piano-pilota/

Evidentemente la ejecución de un microdistrito en La Habana es también una manera de venderle al mundo la idea de que la dictadura cubana está abierta para un cambio, incentivar las inversiones extranjeras y así revitalizar la economía cubana.

 No es casualidad que la Vicecanciller italiana Marina Sereni visitara La Habana del 16 al 21 de enero de 2022 para consolidar el Diálogo Político con el régimen cubano.

El 18 de enero el Gobierno de La Habana presentó a la Vicecanciller los enfoques generales de esta estrategia desarrollo urbano. Durante esta visita también se firmó un Memorándum de entendimiento bilateral en materia de cooperación entre Cuba e Italia.

El sistema de microdistrito no es nada nuevo para nosotros los cubanos. Se consolidó bajo la antigua Unión Soviética y se fundamentó en la concentración de los servicios públicos (escuelas, guarderías infantiles, tiendas, cafeterías, oficinas etc) junto a otros negocios especializados.

Dichos complejos residenciales de concepción puramente marxista, contribuyeron a la creación de la sociedad colectivista soviética.

Es del conocimiento de todos que este sistema de monobloques grises de proceso constructivo simplificado y estandarizado conlleva bajos costos de construcción. Recordemos los edificios de microbrigadas de Alamar y el lamentable estado en el que se encuentran estos apartamentos en estos momentos.

Para remarcar aún más el carácter socialista y marxista de la remodelación que la dictadura pretende realizar en la calle Galiano, el artista callejero italiano Jorit Agoch, admirador de la Revolución Cubana, realizará murales en las fachadas de los edificios con los rostros de personajes como Julio A. Mella y Tina Modotti.

El artista de grafitti es popular por haber pintado el mural más grande del mundo con la imagen del Che Guevara. Este se encuentra en los edificios de la ciudad de Napoles y ha sido visitado en 2018 por Mariela Castro Espin (CENESEX) junto al artista.

Aunque sigilosamente, lo cierto es que los empresarios italianos están dando pasos firmes en sus negociaciones con el régimen de Cuba. No hay que esperar a la mencionada Feria de negocios que tendrá lugar dentro de los eventos del SRMA Cuba en el mes de abril para conocer sus planes.

El 25,26 y 27 de febrero de este año se realizará en la Ciudad de La Habana el XIII Congreso Mundial de la CIM (Confederación de Italianos en el Mundo).

Angelo Sollazo, presidente de la confederación, ex-diputado vinculado al Partido Socialista italiano, ha reunido a empresarios, profesionales, políticos y religiosos italianos de más de 32 países.

En línea con la iniciativa del gobierno de Italia de relanzar la marca Made in Italy en el mundo tras la crisis sanitaria, la CIM ofrece a las PYME italianas la oportunidad de analizar oportunidades en el exterior para encontrar nuevos clientes y distribuidores en el mundo.

Un ejemplo de Made in Italy fue el acuerdo firmado entre la CIM y Cubanacan S. A. en 2019 para la construcción de un hotel 5 estrellas en Playa del Este.

La complicidad de los italianos con la dictadura cubana y su interés económico en nuestra Isla es cada vez más tangible.

Los cientos de presos políticos, los niños en las cárceles y el dolor de sus madres no son prioridad para quienes a toda costa quieren lavar la imagen del régimen dictatorial de Miguel Diaz Canel.

Los beneficios de todas estas negociaciones sabemos que no irán a parar al pueblo oprimido sino a las arcas de los dictadores.

Con o sin San Remo Music Awards a los cubanos se les continúa privando de su derecho a ser libres, a no ser reprimidos por sus ideales, a construir un país democrático y próspero