Redacción Sala de Guerra

Hoy dos cubanos iniciaron una huelga de hambre en la cárcel de Holguín donde empezó el calvario de Orlando Zapata Tamayo.

Cruz García Domínguez, de 59 años y Mario Josué Prieto Ricardo, de 27 años, fueron condenados a 18 años de cárcel.

Ambos forman parte del grupo de grupo de 20 cubanos condenados este mes por el delito de sedición, entre ellos cinco menores de edad. En todos los casos la sanción fue por participar en las manifestaciones el 11 de julio en la ciudad de Holguín.

Ante el anuncio de la huelga la esposa de Cruz García ha tomado una decisión muy fuerta para apoyar a su esposo y exigir justicia, según declaró en las redes sociales el médico opositor Ramón Zamora Rodríguez.

Esposa de Cruz García inica huelga de hambre en su vivienda en apoyo a la acción de su esposo de 40 años de matrimonio y padre de sus hijos.

El dolor y el desconsuelo no deja de ser la orden del día en la Provincia Holguín, el prisionero político Cruz García Domínguez de 60 años de edad, quien fue sancionado a 17 años de prisión por las manifestaciones de todo el pueblo el 11 de julio del pasado 2021, se encuentra desde ayer lunes 14 de febrero plantado en Huelga de Hambre exigiendo justicia, así mismo su esposa inició en su vivienda una Huelga de Hambre y Sed en apoyo a la acción de su esposo de 40 años de matrimonio y padre de sus hijos.

Es lamentable ver cómo nuestro pueblo hace sacrificios que ponen en detrimento su salud y vida para exigir justicia a este régimen que no levanta su bota para ver misericordia sobre el pueblo cubano, pueblo que está harto de injusticia, carencias y del robo de derechos, cansado de obedecer y ser maltratado bajo una vida sin derechos y libertades al no ser para actuar como obedientes corderos, es necesario que la justicia se haga sin amañamientos ni privilegios de castas amadoras del poder a costa de las lágrimas de un pueblo.

Pedimos justicia y la atención nacional e internacional sobre estos huelguistas que piden sean escuchadas sus demandas ante un régimen que se mantiene sordo ante el clamor y el sufrir de este pueblo cubano.

Un listado publicado por RadioTelevisión Martí precisa que los manifestantes condenados son:

Ayan Idalberto Jover Cardoza, 5 años de limitación de libertad

Cruz García Domínguez, 17 años de privación de libertad

Ernesto Abelardo Martínez Pérez, 5 años de limitación de libertad

Franklin Reymundo Fernández Rodríguez, 12 años de privación de libertad

Iván Colón Suárez, 18 años de privación de libertad

Jorge Luis Martínez García, 5 años de privación de libertad sin internamiento

José Ramón Solano Randiche, 18 años de privación de libertad

Keila Roxana Mulet Calderón, 5 años de limitación de libertad

Maikel Rodríguez del Campo, 18 años de privación de libertad

Marcos Antonio Pintueles Marrero, 7 años de privación de libertad

Mario Josué Prieto Ricardo, 17 años de privación de libertad

Miguel Cabrera Rojas, 20 años de privación de libertad

Samuel Torres Durán, 5 años de limitación de libertad

William Manuel Leyva Pupo, 12 años de privación de libertad

Yasmany Crespo Hernández, se desconoce

Yeral Michel Palacios Román, 5 años de limitación de libertad

Yoel Ricardo Sánchez Borjas, 7 años de privación de libertad

Yoirdan Revolta Leyva, 14 años de privación de libertad

Orlando Zapata Tamayo inició en diciembre del 2009 una huelga de hambre en la cárcel Provincial de Holguín donde las autoridades del penal le prohibieron tomar agua.

Días después fue trasladado hacia una horrenda prisión en Camagüey donde comenzó la agonía que finalizó el 23 de febrero de 2010.

Zapata Tamayo fue albañil y fontanero. Había nacido en Banes, Holguín, al oriente del país, pero luego se trasladó a la capital y se incorporó al movimiento de disidentes que, dentro de Cuba, son fuertemente perseguidos y castigados por la dictadura de los hermanos Castro.

Su muerte en la cárcel conmovió a la comunidad internacional y significó el segundo episodio más connotado de huelguistas de hambre por motivos políticos, tras el que ocurrió en 1972 con la muerte del activista Pedro Luis Boitel.