Redacción Sala de Guerra

La represión es constante y siempre de forma variada.

La pasada semana se publicaron numerosos reportes en las redes sociales y en sitios enfocados en el tema cubano sobre las acciones contra la sociedad civil.

El pasado 15 de febrero Lesduan Fortuny Jiménez, militante del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), fue arrestado en la ciudad de Santa Clara, provincia Villa Clara, pasadas las 11:00 pm, mientras se encontraba en la Zona WiFi que existe en el popularmente conocido Parque de la Audiencia.

Tres efectivos de la Seguridad del Estado se encargaron del arresto y trasladado por un auto patrullero de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) hasta la 3ra Unidad Policial.

Ya en la 3ra Unidad PNR de Santa Clara, se le acercó un oficial vestido en ropas civiles y quien no se quiso identificar, pues sólo le enseñó su carnet, donde se leían las letras DSE en rojo, pero no pudo leer el nombre de su represor.

Tras intercambiar unas pocas palabras, el oficial de la Dirección de Contrainteligencia del Ministerio del Interior (MININT) dio órdenes, que fuera encerrado en una celda hasta el siguiente día.

El 16/Febrero/2022 el militante anticastrista Fortuny Jiménez resultó trasladado hacia la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO), localizada en el Kilómetro 1 y Medio de la Carretera de Planta Mecánica.

Allí lo introdujeron en un cubículo para interrogatorios, donde resultó amenazado con varias medidas punitivas contra su persona, de seguir apoyando a los presos políticos y a sus familiares.

Según explicó el propio Lesduan, la molestia de los represores de la Seguridad del Estado está, en que él apoyó y continúa apoyando a varios de los familiares de los presos políticos residentes en Santa Clara por el Estallido Social del 11J, también, debido a que había sacado un cartel en las inmediaciones del Tribunal Provincial Popular de Villa Clara, conocido por La Audiencia, mientras se celebró el juicio a éstos.

El oficial de la Policía Política que lo había arrestado trajo a un Instructor Policial, que le pidió firmara una Acta de Advertencia, donde se podía leer, que se le había advertido sobre sus relaciones con elementos antisociales y subversivos.

El detenido antes de firmar el Acta, escribió en la misma, que no estaba de acuerdo y que era libre de darle solidaridad, a quien él quisiera. Fue liberado a las 6:00 pm.

Un reporte del Consejo Nacional del FANTU