Redacción Sala de Guerra

El médico opositor y líder del Partido Republicano de Cuba en Holguín ha sido perseguido, expulsado de su trabajo, amenazado y su familia (incluso hijos menores de edad) también han sufrido represalias por sus ideas y sus posturas firmes ante la dictadura.

En sus publicaciones más recientes en las redes sociales ha denunciado los atropellos y violaciones a las libertades y ha alertado sobre los casos de presos injustamente encarcelados.

La publicación que al parecer lo llevó en esta ocasión ante los militares encargados de su caso está relacionada con un reo que desde la prisión Cuba Sí envió un video para que se conociera de las barbaridades y violaciones contra los encarcelados.

Paciente oncológico denuncia desde la cárcel a altos funcionarios del MININT

Ramón Zamora Rodríguez

«Este martes 22 de febrero a las 5:50 pm, tres agentes de la seguridad del estado me arrestaron en mi vivienda y me condujeron a la Unidad de Procesamiento Penal en Pedernales donde me hicieron un «Acta de Advertencia» por las publicaciones que hago en las redes sociales, donde me «advierten» que de continuar publicando seré procesado por los delitos de «Propaganda Enemiga» y «Difusión de noticias falsas»

Todos estos procesos fueron filmados desde el momento en que abrieron la puerta del auto, mientras me requisaron, se hizo el cuestionario médico, me condujeron a la celda tapiada, cada vez que me sacaron, mientras se hizo la Carta de Advertencia, en fin, hasta el momento en que me liberaron a las 8:17 pm de este miércoles 23 de febrero.

Amenaza o advertencia, el régimen muestra sus garras para impedir que continúe denunciando los sufrimientos que hoy traen para el pueblo e impedir que sea público lo que desean quede por debajo de la manga, solo visible para las víctimas que igual pretenden silencien su dolor, Martí dijo que ver un crimen en calma es cometerlo, el silencio, no tiene ni tendrá mi nombre.

¡Agradecido! A todos los hermanos y hermanas que se preocuparon y llamaron interesados por lo que me ocurría.