Redacción Sala de Guerra

La decisión de la administración Biden de enviar más personal a su embajada de La Habana para tramitar visas de cubanos, según un informe de Reuters, ocurre al mismo tiempo que en el mundo la atención está enfocada en el conflicto europeo y la máxima dirección del gobierno comunista se ha declarado en abierto respaldo a Vladimir Putín.

Expertos coinciden en que el envío de más representantes consulares en La Habana podría ser la fase inicial de flexibilización de los estrictos límites de visados impuestos bajo el mandato de Trump.

La situación es compleja dado que el anuncio de Díaz-Canel de apoyar al Kremlin ha contado con el rechazo de la Unión Europea y las críticas de exiliados cubanos agrupados en organizaciones defensoras de la democracia en Cuba.

La Asamblea de la Resistencia Cubana en Miami pidió a la comunidad internacional que, como hizo con Rusia, aplique sanciones a Cuba, Venezuela y Nicaragua por su complicidad con las decisiones del gobierno de Putin hacia el territorio de Ucrania.

En las redes sociales circulan numerosos post que indican rechazo, repulsa y condena a las decisiones de Putin.

Hasta ahora han sido tenues las condenas a los que por estos 8 años han gobernado en Ucrania transgrediendo límites y criminalizando libertades de los ciudadanos.

Otro de los aspectos que por estos días han sido tratados en los medios y que deben ser tenidos en cuenta es los recientes encuentros entre gobiernos de países del continente americano con una figura importante del Kremlin.

Analizando entonces el tema es importante recorrer el calendario.

El 22 febrero la agencia Reuters informó que «Rusia acordó posponer algunos pagos de la deuda que le debe la Cuba de gobierno comunista hasta 2027″.

La información de la cámara baja del Parlamento Ruso (Duma) en medio de la espiral de la crisis de Ucrania, se dio a conocer pocos días después de que los dos países anunciaran que profundizarían los lazos.

En el comunicado de la Duma se destacó que «los préstamos, por valor de 2.300 millones de dólares y proporcionados a Cuba por Rusia entre 2006 y 2019, ayudaron a financiar inversiones en generación de energía, metales e infraestructura de transporte«.

Sin apartarnos de lo que ha estado informando Reuter pongamos la vista en otra publicación del 19 de febrero.

«Rusia y Cuba profundizarán los lazos y explorarán la colaboración en transporte, energía, industria y banca«, dijo el viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba tras una visita del viceprimer ministro ruso, Yuri Borisov.

Por su parte en un comunicado, el gobierno comunista de Cuba expresó su apoyo a Rusia a medida que aumentan las tensiones en Ucrania, y acusó a Estados Unidos y sus aliados de atacar a Moscú con lo que llamó una «guerra de propaganda» y sanciones.

Cuba reiteró su posición contra las sanciones unilaterales e injustas impuestas por Occidente al país euroasiático y contra la expansión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia las fronteras rusas.

Poniendo esos elementos en perspectiva se abren más vías para analizar la situación . Precisamente por esos días Borisov visitó a Nicaragua y Venezuela, aliados clave en América Latina y dijo que Rusia también profundizaría los lazos bilaterales con ambos países.

Recordemos siempre que por todas las vías el billete favorecerá al régimen comunista. Las visas, los trámites y el alivio para que las familias puedan tramitar reclamaciones, viajes…

Las deudas perdonadas, los pago aplazados…

Los ciudadanos de Ucrania y Cuba como siempre seguirán llorando a sus muertos, pasando hambres, sufriendo violaciones de derechos humanos, enfrentando un fuego cruzado que no siempre viene de los cañones y sufriendo porque los que han gobernado ambos países no han hecho más que lo que indica la naturaleza criminal.