Redacción Sala de Guerra

Las acciones violentas y crueles contra los presos políticos cubanos siguen realizándose en la isla.

El activista Albert Fonse publicó en las redes sociales que su hermano Roberto Pérez Fonse se negó a recibir las vacunas de la dictadura y eso motivó que aplicaran una medida que, si bien no deja huellas visibles en el cuerpo (golpes, heridas), constituyen también formas de torturar a los reos.

Le eliminaron todas las visitas, escribió el joven tras reiterar que su hermano «del régimen no quiere nada!

La publicación en las redes sociales ha contado con decenas de compartidos.

El empresario cubano Manuel Milanés elogió la postura del preso político y escribió» «Esta es la estirpe de los plantados».