Cuba es uno de los países con más bajo índice de conexión a internet en el mundo, y donde, además, las autoridades ejercen un control férrero sobre el contenido en redes.

Se espera que a partir de este mes de abril, la censura alcance niveles insospechados si llegara a aprobarse el Anteproyecto de Código Penal publicado en enero de 2022,.

El codigo incluye el uso de las redes sociales en los delitos de ​Instigación a delinquir, calumnia, injuria y
actos contra la intimidad o la imagen, voz, datos o identidad de otra persona
.

En ese entorno se estrena en twitter la señora Liz Cuesta esposa del presidente designado de Cuba que parece imponerse de una forma agresiva y violenta al usar una portad que destaca Vamos con Todo.

Al puro estilo de las décadas del 60 y 70 cuando en la isla se convocada al trabajo voluntario todos los domingos la primera dama o primera combatiente escribió el domingo al amanecer escribió: «Buen domingo! Inspirada en ellas, mujeres del Cerro, con voluntad de hierro y sonrisa que ilumina, me voy hoy al trabajo voluntario!#VamosConTodo».

La combatiente Cuesta ha sido blanco de la sátira en redes sociales por las fotos en las que aparece junto a su esposo degustando de suculentos manjares en las mesas de eventos oficiales.

Recientemente, volvió a ocupar espacio en las redes por su coordinación del festival San Remo Music Awards Cuba, a cuya participación han renunciado varios artistas de renombre internacional en respuesta a la represión desatada por el régimen cubano tras las protestas del 11 de julio.