La grave crisis política, económica y social que se vive en Cuba, agravada por la brutal represión desatada contra los manifestantes pacíficos el pasado 11 de julio, ha fomentado la desesperanza en la mayoría de los ciudadanos de la isla. También estos hechos dispararon las ansias de escapar en travesías consideradas inhumanas por su extensión y la gravedad de los riesgos que presentan por las zona de Centroamérica.

El Instituto Nacional de Migración de Honduras reportó en su cuenta de Twitter la detención de 12.516 migrantes cubanos en lo que va de 2022.

El informe precisa que es la mayor cifra de migrantes ilegales que transitan por el país en este momento.

Entre el 14 de marzo y el 6 de abril de este año, de 10.139 irregulares detenidos, explica el informe, 6.975 provenían de Cuba, precisó el informe.

Las autoridades migratorias de Honduras informaron, además, que en su esfuerzo por controlar el tráfico de personas, el pasado 12 de marzo fueron interceptados 30 cubanos que viajaban en un autobús en la localidad de Juticalpa, departamento de Olancho.

El 15 del mismo mes, fueron arrestados otros 241 cubanos, junto a nueve coyotes que les servían de guías en el trayecto.