Redacción Sala de Guerra

Las autoridades cubanas anunciaron el miércoles una medida «inédita» que permitirá a los ganaderos sacrificar cabezas de ganado para el autoconsumo o venta de carne, una práctica que había sido sancionada con hasta 10 años de cárcel.

Cuando un productor cumple con la parte de carne comprometida con el gobierno «puede entonces sacrificar un animal para su autoconsumo o venderlo», dijo el flamante ministro de Agricultura, Ydael Pérez Brito, en el programa televisivo de debate Mesa Redonda, segun el informe de France24.com

La Resolución 88 de 2022 del Ministerio de la Agricultura, incluida en la Gaceta Oficial No. 37 Ordinaria de 2022 estable los requisitos para el sacrifico del ganado vacuno

• En todo el rebaño la cantidad de hembras no puede haber decrecido en el año previo

• Los animales a sacrificar tienen que proceder solo de sus rebaños

• En el caso de las hembras solamente se pueden matar las novillas y vacas de desechos autorizadas por las autoridades competentes.

• Los animales deben tener pesos promedios de entre 270 kg y 345 kg

• En el caso de los bueyes y sementales solo está permitido sacrificar hasta un 10 % de los clasificados como desechos anualmente

Una vez que se cumplan todas las reglas, los organismos deben realizar varios trámites para finalmente sacrificar el animal. Por ejemplo, los documentos normativos deben ser autorizados por el Jefe del Registro Pecuario municipal, que a su vez tramita con la Comisión de Asuntos Agrarios y la Masa Ganadera del municipio.

Según la resolución, todo el trámite está previsto para actuarse en solo nueve días hábiles. Sin embargo, la burocracia cubana es conocida por romper todos los plazos y complicar los trámites de la población.

Si los organismos correspondientes niegan el sacrificio pedido por el dueño del ganado, este último puede apelar ante el delegado Provincial de la Agricultura, por conducto de la Delegación Municipal de la Agricultura, en un plazo de tres días hábiles siguientes a la notificación.

Entonces, el delegado Provincial de la Agricultura resuelve el recurso interpuesto en el plazo de 10 días hábiles, contados a partir de su presentación. Contra su decisión no procede recurso en la vía administrativa y queda expedita la vía judicial.

El viacrucis no termina ahí, pues si finalmente el interesado logra sortear todas las trabas para que le autoricen a matar el animal que compró y alimento, seguramente durante meses, incluso años, tiene que pedir un último documento. Se trata del certificado de veterinaria que indique que el animal no tiene enfermedades, por lo cual su carne será apta para el consumo humano.

Hasta ahora en Cuba cientos de ciudadanos han sido procesados judicialmente y cumplieron amplias condenas de prision por el delito de «hurto y sacrificio de ganado vacuno».

El anuncio viene en una periodo en que el régimen cubano ha estado informando sobre incidentes en la isla relacionados con el hurto y sacrificio de gab=nado.

En febrero pasado entre Ciego de Ávila, Las Tunas, Matanzas y Sancti Spíritus sumaron en 2021 un total de 9.101 cabezas de ganado mayor robadas y sacrificadas, según cifras oficiales.

De acuerdo con el periódico oficial del primer territorio, Invasor, las 1.689 reses hurtadas allí supusieron más del doble de las reportadas en 2020, cuando fueron 824 los animales perdidos por esa razón.