Redacción Sala de Guerra

La presa política Aymara Nieto Muñoz se encuentra recluida desde hace 47 días en una celda de castigo, separada del resto de la población penal, en la cárcel de mujeres ubicada en la provincia Las Tunas, donde cumple sentencia.

Su esposo, el opositor Ismael Boris Reñí, dijo a Radio Martí que las autoridades no le informaron por cuánto tiempo estaría en la celda de castigo y con las llamadas telefónicas suspendidas.

«Desde el 25 de febrero está en celda de castigo (…) por una denuncia que hizo respecto al ofrecimiento que le hicieron de una salida del país y otra denuncia sobre la indignación que siente por las patrañas que usaron para la sanción de 5 años que le echaron», agregó su esposo.

Reñí dijo que la pudo ver el día 8 de abril y que en la visita ella le pudo explicar la situación en que se encontraba.

La Dama de Blanco y activista de la Unión Patriótica Cuba está cumpliendo desde 2018 una sentencia de cuatro años de privación de libertad por los delitos de atentado y daños a la propiedad.

Todo el odio contra la cubana patriota Aymara Nieto Muñoz

En 2020, fue traslada a una cárcel de mujeres en la provincia Las Tunas, en el oriente de Cuba, a más de 600 kilómetros de su familia, tras ser culpada de promover un motín en la prisión del Guatao, en La Habana.

El pasado 7 de febrero, Nieto Muñoz fue sometida a un nuevo juicio por “Desorden público en un centro penitenciario”, donde la encontraron culpable de promover la revuelta entre las reclusas y fue condenada a otros cinco años de prisión.

En este momento su familia apela una condena de 5 años de cárcel, impuesta recientemente por un supuesto desorden público en centro penitenciario.

Fuente: RadioTelevisiónMartí