A raíz de los lamentables acontecimientos en los últimos días en el hotel Saratoga la dictadura militar cubana ha impulsado el #Fuerzacuba, simulando una falsa empatía hacia el dolor de las víctimas y familiares de este terrible suceso.

Aún cuando todavía se encuentran personas desaparecidas entre los escombros de la edificación y los familiares lloran la pérdida de sus seres queridos, la propaganda comunista llena las redes pidiendo «fuerzas» para un pueblo ya hastiado de tanta miseria y desesperanza. Personajes de la cúpula como Mariela Castro Espin (CENESEX) aparecen en las redes haciendo el gran «sacrificio» de modificar el programa de la Jornada contra la Homofobia y la Transfobia omitiendo acciones festivas. 

El presidente designado Miguel Diaz Canel habla de la prioridad de encontrar a las víctimas cuando horas antes celebraba en el Capitolio de la Habana, a sólo unos metros del derrumbe, sin el más mínimo respeto por los fallecidos.

Los voceros de la dictadura enarbolan héroes comunistas, desvían la atención de este desastre cuyo único culpable es el sistema fallido al cual pertenecen. Hasta parecen actores disfrazados de rescatistas y bomberos con superpoderes. Las imágenes en la prensa oficialista destacan a militantes de la UJC y del PCC terrorista trabajando día o noche «rescatando» a las víctimas de la explosion. Las donaciones de sangre son profundamente «fidelistas»y una muestra de que el pueblo cubano apoya a la Robolucion, las de Patria y Vida no cuentan.

Claro está, ninguna imagen de los medios oficialistas muestra como los propios transeúntes y vecinos tuvieron que rescatar a los sobrevivientes de la explosion del hotel Saratoga arriesgando sus vidas, en ausencia de rescatistas o bomberos. Estos últimos aparecieron mucho más tarde con trajes de película, transportes y equipos sofisticados, hasta con la Cruz Roja, los que jamás se han visto durante los cientos de derrumbes de edificios familiares en la Habana Vieja.

El #Fuerzacuba me hace pensar en el #Cubadestinoseguro y por qué no en #NoviajesaCuba , porque la explosion y derrumbe del hotel Saratoga es también una advertencia para los turistas que pretenden visitar la Isla y alojarse en los hoteles del conglomerado militar Gaesa. El caos, la negligencia, el descontrol y la corrupción imperantes dentro del régimen dictatorial cubano, no garantizan la seguridad de ninguna persona, ni siquiera de quienes viajan a alimentar las arcas de la cúpula de los dictadores. #EnCubahayunaDictadura