La municipalización: Un sutil método de control y represión.

Por Guillermo Fariñas

Santa Clara, Cuba, 18 de mayo del 2022; (El Cartero Antitotalitario). La llamada «municipalización» en relación a la adquisición de los alimentos esenciales que rige en la isla de Cuba hoy, se percibe mayoritariamente como una clara molestia y un fracaso económico del Sistema Castrista, para aquellos cubanos y cubanas que residen en El Archipiélago. Pero a la vez, es una manera de controlar a una ciudadanía, cada día más cansada y frustrada ante El Capitalismo Monopolista de Estado, que desgobierna la Patria de José Martí.

En La Mayor Isla de las Antillas, no es para nada una estrategia controladora nueva la municipalización de productos básicos, pues se usó por parte de la Dirección de Información e Inteligencia del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (DIIFAR), para tener constancia, sobre quienes compraban alimentos y medicamentos en grandes cantidades, para abastecer a los Guerrilleros Campesinos Anticomunistas alzados en armas.

También ha sido un método ya viejo y conocido a través de la historia del Comunismo, pues en la Isla resultó propuesto por los primeros asesores hispano-soviéticos arribados en el mes de marzo de 1959, que se encargaron de adiestrar a los militares y represores cubanos. La tan llevada y traída “municipalización” o “regionalización” de insumos necesarios se impuso en lugares tan disímiles como Albania, China, Egipto, Hungría o Vietnam. La generalidad es que en todas esas locaciones “…estaban construyendo el socialismo…”.

Aunque se debe reconocer, que es una metodología que parte históricamente del Periodo Feudal, donde se le dió uso, pues en esa época medieval, en la cual, el señor feudal dueño de los Siervos de la Plebe les impedía la movilidad de esos habitantes a su cargo. Con este método inquisitorio, para asegurar la mano de obra sumisa de éstos a su mandato de nobleza, dado por un rey sentado en su trono y al que estaban obligados los señores feudales a entregarles la mayoría de las ganancias o los productos obtenidos.

El Zarismo como fenómeno socio-político tardío, se negó a aceptar los cambios económicos, políticos y sociales en cuanto a las libertades de las distintas clases sociales traídos por la conjunción de la Revolución Industrial Inglesa de 1760 y La Revolución Francesa del año 1789. Tanto El Zar de Rusia y toda su nobleza se obstinaban en no darle paso al Capitalismo y forzaron a los habitantes del Imperio Ruso, a permanecer dentro de del Feudalismo hasta la segunda década del Siglo XX.

A pesar, de que El Zarismo como sistema feudal de gobierno resultó derrocado por los bolcheviques-comunistas, éste método de control social fue reutilizado en la Rusia Comunista devenida Unión Soviética, también en los años 20 y 30 del pasado Siglo XX, posteriores al triunfo de la Revolución Bolchevique fue implementado por Vladimir Ilich Lenin y luego por José Stalin. Como un modo práctico de combatir al “bandidismo” en la oblags -provincia- rebelde de Tambov y después en las arduas batallas contra los guerrilleros anticomunistas de las Repúblicas Soviéticas de Bielorrusia y Ucrania.

En la actualidad; el ejemplo más ilustrativo se puede ver en Corea del Norte; en esa nación asiática también utiliza exageradamente este método de chequeo y control a sus propios ciudadanos, como un concreto complemento de poder subyugar a sus residentes en ese territorio nacional. Por lo que los norcoreanos están obligados por ley, a solicitar un permiso especial para transportarse dentro del país, además, que tienen que convencer a los represores de turno, para justificar su traslado fuera de donde se reside.

Como un método de control social, la referida “municipalización” o “regionalización” con el pretexto de una mejor distribución de alimentos o medicamentos tan necesarios para la vida humana, es algo aplicado sobre la base de un pensamiento deformado y anti libertario.

Es un modo de pensamiento totalitario de una Extrema Izquierda en ejercicio del Poder Político-Ejecutivo, que se ha percatado, del gran descontento social existente y se niega a hacer un nuevo Pacto Social, hacia una Transición Democrática.

La referida metodología, que aún está en sus inicios implementándose en Cuba, se extiende aún más allá, en su «agenda controladora» de un Estado Totalitarista con medidas que van a limitar la movilidad en la transportación de las personas por el territorio nacional libremente. Pero en la medida que se vayan dando estallidos sociales generalizados o aumente desmedidamente el nivel de Protestabilidad Social, las maneras controladoras van a arreciar.

Tampoco es casual, que no exista interés alguno por parte del Estado Controlador y Totalitario en aumentar el nivel de transportabilidad que hay hoy en Cuba, ya que es una manera práctica de aislar los núcleos de ciudadanos de sus homólogos, para que no se cree una Masa Crítica de reclamantes, que pudiera desestabilizar a la Junta Militar. Por que aún hoy, se puede asegurar que en la Isla, pueden venir cosas peores a implementar por los represores profesionales, ya que la muerte existencial de un Malvado Régimen es una transición dolorosa y traumática para un pueblo. Puesto que la “municipalización” es por ahora, un sutil método de control y represión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s