El Código que no incluye sino excluye

Por: Yanetsis Cartas

«El Estado, la sociedad y las familias tienen la obligación de proteger, promover y asegurar el pleno ejercicio de los derechos de las personas en situación de discapacidad. El Estado crea las condiciones requeridas para su rehabilitación o el mejoramiento de su calidad de vida, su autonomía personal, su inclusión y participación social» . Constitucion de Cuba  ARTÍCULO 89.


La versión 25 del Código de las Familias, ha sido tema de debate en las redes los últimos días. Con sus defensores y detractores, este «nuevo» código y su fachada de ejercicio democrático a través del cual el cubano participa activamente en las decisiones que se toman en el país, es la señal de buena voluntad esperada por Europa, para continuar el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación con Cuba (ADPC) de 2017. Pero, realmente se tuvieron en cuenta los criterios de todos en la confección de este documento? La existencia de grupos de Facebook como A la escuela pero sin ideología de género o No al nuevo código de las familias, demuestran que una parte del pueblo aún no ha sido escuchada. El matrimonio igualitario, la responsabilidad parental, la gestación subrogada, garantizarán el sí de la comunidad LGBTI y quizás mencionar los derechos en igualdad de condiciones de las personas con discapacidad, también le traiga resultados positivos a la dictadura. Pero este circo no cambiará la difícil realidad de las personas en situación de discapacidad, sector altamente vulnerable dentro de la sociedad cubana.



» El Ministerio de Educación Superior capacita a los recursos humanos, garantiza los materiales especializados para la atención de los estudiantes en situación de discapacidad que acceden a la Educación Superior, y faculta a los rectores de las universidades para que, con los recursos de que disponen, otorguen el tratamiento que requiera cada estudiante, en correspondencia con su discapacidad.»

Art 4 Acuerdo SEXTO Gaceta Oficial GOC-2021-324-O38 / 9 abril 2021



El Artículo 434 del capítulo II del Código de las Familias habla del derecho de Personas con Discapacidad (PCD) a ser incluidas en la vida comunitaria y social. Este es un compromiso evidente de la sociedad y el Estado a través de sus organismos e instituciones, de apoyar y ofrecer la educación necesaria para que éstos puedan desarrollar al máximo sus capacidades tanto como sus aptitudes. También en el Articulo 435: Ejercicio de los derechos en igualdad de condiciones, aboga el Estado por garantizar el apoyo y realizar los ajustes «razonables» para que el colectivo PCD ejerza sus derechos «plenamente y en igualdad de condiciones con los demás».

Sin embargo, parece imposible imaginarse en un país como Cuba bajo un férreo sistema totalitario, que esta nueva ley vaya realmente a ser aplicada; mucho menos si recordamos casos como el de Carlos Yordanis Boza Mojena, joven de 19 años residente en la provincia Granma afectado con una discapacidad motora desde su nacimiento. Aun siéndole otorgada la carrera de Medicina, la Facultad de Ciencias Médicas de Bayamo le impidió acceder a la misma por su condición. Anteriormente en el 2014, justo antes de la llamada «apertura de Obama» Carlos Yordanis, entonces un niño, habia sido utilizado por su escuela Solidaridad con Panamá y el régimen, para dar la falsa imagen de que en Cuba se respetaban los derechos humanos.


» La despedida con Carlitos fue sui géneris. Prefirió expresar su sentir en una estrofa de su propia inspiración: “Con los derechos humanos/ yo pude comprender/ que pueden ser/ por todos respetados/ llevándonos como hermanos/ sin distinción, raza o género/ respetando el credo ajeno/ manteniendo la paz mundial/ y muy pronto verás/ que felices viviremos”.

https://www.trabajadores.cu/20141210/dia-de-los-derechos-humanos-un-futuro-sin-barreras/


En Cuba se discrimina a las personas en situación de discapacidad


En la clausura del XIII Congreso Internacional de Educación Superior 2022, el entonces viceministro primero de Educación Superior Walter Baluja García llamó a consolidar una universidad «más inclusiva, más del futuro». Aunque los hechos demuestran lo contrario, el sistema educativo cubano se jacta de responder a las políticas inclusivas del régimen, garantes del acceso a la educación y al trabajo de todas las personas, «independientemente de sus discapacidades físicas, así como el tratamiento educativo especial a quienes lo necesitan.» Al parecer el concepto de inclusión no ha sido del todo asimilado por los funcionarios de la dictadura. Según la Agenda 2030, manual de la dictadura en la creacion del falso activismo proveedor de subvenciones, la inclusión educativa asegura el derecho de todos los estudiantes a recibir educación en igualdad de condiciones, especialmente los más excluidos y marginados. Se trata de la no discriminación, de favorecer el desarrollo del individuo sin importar sus ideales.


La Convocatoria para el Pregrado de la carrera de Ciencias Médicas Curso 2022-2023 publicado por la Comercializadora de Servicios Medicos SA, haciendo caso omiso a las promesas de inclusividad, discrimina y excluye a los extranjeros que deseen aplicar para estudiar en Cuba. En el Anexo pag 19 Listado de Afecciones Invalidantes para ingresar a realizar estudios de diferentes carreras de las profesiones de Ciencias Médicas, esta institución perteneciente al Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y el Ministerio de Educación Superior (MINED) expone un total de 41 «afecciones» que impiden a un estudiante ser por ejemplo médico, enfermero u odontólogo. Dicho documento, con evidentes problemas de redacción, asume el Nanismo, el VIH SIDA, las malformaciones congénitas o desfiguraciones etc, como una discapacidad. De los tipos de discapacidad que existen: auditiva, física, intelectual, lenguaje, psicosocial y visual, la Comercializadora de Servicios Médicos menciona por ejemplo el alto grado Tartamudeo como una «afección» limitante de cursar estudios, lo cual para nada se corresponde con lo que sucede en el contexto mundial actual.
En países como España ingresaron a la universidad 23 851 estudiantes con discapacidad, también tartamudos. En este mismo país las carreras con mayor crecimiento y empleabilidad para personas en situación de discapacidad son Enfermería y Estomatología, ambas carreras de Ciencias Médicas.

https://youtu.be/4Q74YakORwk


Desde la organización Red de Cultura Inclusiva Cuba (RCI) creada en 2016, hasta figuras como Fernando Palacio Mogar, los movimientos sociales y políticos han luchado durante años por los derechos de las personas con discapacidad. Sin embargo, la dictadura no sólo hace caso omiso, sino que utiliza organizaciones como la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores o la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales para discriminar por su posición política a disidentes y opositores en Cuba. Aún hoy las condiciones de las personas con discapacidad en Cuba son deficientes, al contrario de la fachada que las organizaciones gubernamentales han intentado crear.

El 25 de septiembre se llevará a votación el Referéndum del Codigo de las Familias. Una ley meramente cosmética, superficial, porque aún en el remoto caso de que se garanticen los derechos del colectivo LGTBI o de las personas en situación de discapacidad, no debemos olvidar que cuando alguno de ellos exprese un criterio contrario al régimen, será juzgado como disidente u opositor, un «gusano» sin derechos, sin protección. En un momento en que la dictadura cubana atraviesa por una crisis que la debilita cada vez más, el voto al o al No se convierte en la estrategia ideal para dividir a Cuba en dos grupos, estimulando así el enfrentamiento entre los cubanos. Divide y Vencerás!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s